Preguntas Frecuentes

Aquí podrás encontrar la información que necesitas, si tienes alguna duda, ¡contáctanos!

Es un método de autoconsumo regulado en la norma RD244/2019. De forma genérica, se trata de repartir la generación de electricidad entre varios vecinos. En el circuito eléctrico de la instalación solar debe añadirse un contador homologado por Endesa, llamado de generación, que registrará todos los kWh de la instalación solar. Los vecinos que quieran participar en esta metodología deben repartirse los kWh generados bajo coeficiente de reparto, de forma que a cada vecino se le descontará en su factura de electricidad el porcentaje de los kWh producidos que han acordado en reunión de comunidad de propietarios.

En el autoconsumo compartido, cuando un vecino tiene un consumo más elevado que otro, no es un problema, porque tanto el vecino que consume más como el otro se les descontará el porcentaje que les corresponde, nada más ni nada menos.

La conexión del sistema solar a la red interior del edificio permite ahorrar electricidad de aquellos kWh que se generan gracias a las placas solares y, por tanto, no deben importarse desde la red de distribución y no quedan registrados en el contador de electricidad.

Se pueden dar dos tesituras:

  • La primera es que la producción de las placas sea superior al consumo instantáneo del edificio, en cuyo caso la diferencia (llamada excedente) se exporta a la red de distribución para su compensación a la factura de electricidad (descuento en el término de energía de la factura).

  • La segunda tesitura es que la producción de las placas sea inferior al consumo instantáneo del edificio, en cuyo caso se trabaja de forma paralela entre la instalación solar y la red de distribución.


Añadir que, en la primera tesitura, se puede escoger la instalación de una batería, lo que significaría aumentar el ahorro y almacenar estos excedentes para su uso cuando no hay producción. Una vez que la batería está llena, los excedentes se seguirán enviando a la red de distribución.

Aunque se detalla en el estudio-presupuesto personalizado que recibirá, las placas que instalamos ofrecen garantía de 25 años tanto de producción como mecánica, al final de la instalación recibirá un certificado personalizado de estas placas con los números de serie de las placas instaladas en tu casa.

En relación con el inversor varía dependiendo de la marca a instalar. Por ejemplo, Huawei ofrece 10 años de garantía, mientras que Enphase ofrece 25 años.

Por norma, nuestro trabajo de instalación debe tener una garantía de 3 años. Sin embargo, y gracias a la experiencia en el sector y la buena calidad de mano de obra con personal propio ofrecemos una garantía de 5 años, dos por encima de la norma.

La batería virtual es un concepto que aplican algunas comercializadoras en su abanico de productos. La actual norma indica que la compensación de los excedentes es un registro mensual, no anual. Esto puede significar que si el término de energía de la factura de electricidad es inferior a cero se estarían regalando kWh a la compañía distribuidora eléctrica (normalmente sucede en instalaciones exageradamente sobredimensionadas) .

La batería virtual significa aplicar un precio a estos kWh llamados excedentes no compensados que la comercializadora reservará en formato de euros para poder descontarlo más adelante (por ejemplo durante épocas con pocas horas de Sol). El problema ocurre cuando esta hucha sólo hace que crecer y se reduce muy poco, significaría que el cliente está perdiendo dinero de forma indirecta. Tarde o temprano esta batería virtual se cancelará o desaparecerá y será necesario conocer cómo se gestiona este dinero.

Sin embargo, la solución a largo plazo son las baterías físicas.

Somos profesionales en el campo de la arquitectura técnica, especializados en comprender las estructuras y procesos constructivos de los edificios. Implementamos una técnica que previene la filtración de agua a través de los orificios realizados en las cubiertas.

Estos orificios son perforados exclusivamente en la teja que sirve como cobertura, nunca en la que actúa como canal de desagüe. Posteriormente, sellamos el orificio con una junta de goma elastomérica prensada que impide la entrada de agua. Sobre este sello, instalamos la placa solar, asegurando que sea completamente impermeable y evitando cualquier posibilidad de filtración de agua.

En el caso de tejados planos, optamos por instalar una estructura autoportante para evitar la necesidad de perforar la lámina impermeabilizante y garantizar la integridad del sellado contra posibles filtraciones.

No es posible. Por razones de seguridad, los inversores solares para autoconsumo instantáneo deben detenerse en tales circunstancias. Sin embargo, hay dispositivos disponibles en el mercado que permiten reactivar tu sistema en estos escenarios, pero se requiere la presencia de una batería en la instalación de paneles solares.

La Ley actual permite hacerlo en dos diferentes situaciones:

  1. En caso de que el cliente sea un autopromotor de obras y esté construyendo o reformando la casa bajo licencia de obras municipales. Esta vivienda debe ser residencia habitual y no puede ser objeto de alquiler y/o venta.

  2. Siempre y cuándo se cumplen las siguientes condiciones (todas ellas):

    1. El cliente es un particular y no como empresario o autónomo.
    2. La reforma y/o construcción de la vivienda tenga un certificado final de obra 2 años antes de la instalación solar.
    3. La relación entre el presupuesto total de la instalación y el material de la propia instalación sea como máximo de un 40%, siendo el 60% restante de mano de obra de ejecución.

Consiste en desgravarse en la declaración de la RENTA individual un porcentaje del presupuesto de la instalación solar. Este porcentaje varía dependiendo de la reducción de energía primaria en la vivienda donde se ha instalado.

Para poder calcular esta reducción de energía son necesarios dos certificados de eficiencia energética, uno antes de la instalación y uno posterior; debe tenerse presente que el programa informático para la certificación energética solamente tiene en cuenta los consumos eléctricos para la climatización y generación de agua caliente sanitaria; por tanto, si estas dos instalaciones provienen de una fuente de energía distinta de la electricidad es muy probable que el porcentaje de reducción no se alcance y, consecuentemente, no sea posible desgravar la instalación solar en la RENTA.

En Bancells nos podemos encargar de asesorarte sobre esta situación e indicarte previamente si podrías beneficiarte.

Se trata de bonificaciones en dos impuestos municipales. El primero corresponde al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que dependiendo de la Ordenanza Fiscal de cada Ayuntamiento varía. Esta bonificación se solicita una vez que la instalación de placas está legalizada, y la solicitud consiste en el registro de una instancia en el Ayuntamiento de tu municipio. Tenga paciencia pues suelen responder bastante tarde.

Por su parte, el Impuesto de Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO) normalmente está bonificado en un 95%, debiendo solicitarse junto con el registro de la comunicación previa de obras. Dependiendo del municipio esta bonificación se aplica de forma inmediata, pero la gran mayoría es posterior, debiendo pagar la totalidad del impuesto y después solicitar su devolución.

En nuestra sección de ayudas y subvenciones para placas solares encontrarás más información al respecto.

Los tejados de los edificios plurifamiliares forman parte de la piel exterior del edificio y, por tanto, son comunitarios, independientemente de si es una cubierta plana o inclinada. En el caso de cubiertas planas asimiladas a terrazas de las últimas viviendas es necesario conocer la constitución de la comunidad de propietarios y saber si estos elementos se escrituraron como comunitario de uso privativo o privado de la vivienda en cuestión.

En todo caso, si quieres realizar una instalación de placas solares en una comunidad de propietarios es necesaria una reunión de vecinos para la instalación de placas solares en la cubierta del edificio y la resolución debe aprobarse por mayoría simple (los que asisten a la reunión +1).

Sí, es cierto. Las placas se conectan en serie, por tanto, si una está en sombra, su tensión de trabajo se reducirá, reduciendo al mismo tiempo al resto del mismo circuito.

Sin embargo, existen soluciones técnicas que permiten minimizar o evitar estos efectos, como por ejemplo los optimizadores de sombras. Estos aparatos obligan al inversor a hacer trabajar de forma individual la placa que está conectada, de forma que se separa del resto del circuito y no afecta a la producción general.

Por otro lado, en el mercado están los microinversores. Estos aparatos son inversores de reducido tamaño que se instalan detrás de cada placa solar de forma que todo el campo solar trabaja de forma individual. Dependiendo de la tipología de la instalación o de la cubierta es recomendable, pero no lo es trabajar siempre con estos aparatos, pues en casos que no son necesarios, el proyecto tiene un sobrecoste que se podría llegar a evitar.

El tema de los tamaños siempre ha sido un tabú a la hora de hablar de ello, por suerte en solar fotovoltaica es muy diferente. La eficiencia de una placa solar se mide por la irradiación solar en W/m² que recibe procedente del Sol, esta eficiencia se mide en %.

Actualmente, las placas de alta eficiencia son las que ofrecen un 20-21% de forma aproximada; teniendo en cuenta que una placa de 500W tiene una superficie muy similar a una de 410W es muy probable que ambas placas tengan una eficiencia similar.

En este sentido, no por mayor potencia de placa solar se obtendrá una eficiencia superior de la instalación. Es más, en residencial trabajar con placas solares de tamaño grande (500W-550W-600W) puede llegar a ser un problema logístico para tu instalación y por el espacio que ocupan; al mismo tiempo es una sobrecarga de peligro para el instalador que debe mover una superficie superior a 2m2 en un plano inclinado.

Al final lo que necesitas es una potencia instalada que se ajuste a tu demanda, por tanto en este sentido un tamaño más reducido no significa menos eficiente.

En los dos últimos años, las instalaciones solares en viviendas se han disparado y muchos operadores han aprovechado este ‘boom’ para entrar en el mercado, incluyendo a entidades bancarias, aseguradoras y petroleras; muchas de estas operadoras ofrecen un precio más reducido (hasta puntos que son para preocuparse) porque también reducen precio en la calidad de material o subcontratan mano de obra poco cualificada obteniendo una instalación solar muy económica pero seguramente la su vida útil será inferior a los 25 años.

Una instalación solar fotovoltaica no deja de ser una inversión que, al menos, debe tener una vida útil de 25 años, y aquí entran muchos factores externos aparte del material, y es el propio instalador, pues la calidad de un trabajo no sólo el propio material sino también cómo se ha ejecutado.

Sí, existen cargadores para coches eléctricos que permiten la carga del vehículo con los excedentes procedentes de la instalación solar. Sin embargo, no todos los cargadores tienen esta opción. Si estás interesado en esta característica es mejor informarse previamente para evitar sustos.

Según código actual, es necesario informar a la comunidad de propietarios, que tendrá un máximo de 15 días naturales para hacer reparos al respecto. Pasados este tiempo, la instalación se puede llevar a cabo.

Si, puedes cargarlo, pero obtendrás como máxima una carga de 10A, o lo que es lo mismo en monofásico, una carga de 2400W. Si el coche tiene una batería de 50kWh, en ese caso se tardaría un total de 21 horas para cargar la batería entera.

En monofásico, la potencia máxima que puede alcanzarse es de 7,4kW (32A), en cambio en trifásico es posible alcanzar un máximo de 22kW. Dependiendo del tipo de suministro donde quieras conectar el punto de recarga deberás escoger entre monofásico o trifásico.

Nos encargamos de gestionar las solicitudes de ayudas del Plan Moves vigente, asegurando que nuestros clientes aprovechen todas las oportunidades disponibles.

En Bancells Ecotécnics ofrecemos servicios completos, desde el diseño hasta la legalización, asegurando una instalación eficiente, adaptada a las necesidades de tu vivienda y de tu vehículo o coche eléctrico.

Los cargadores llevan de forma adicional un contador que mide la potencia máxima del punto de suministro al que se conecta. Con ese contador, el cargador del coche variará la potencia de carga dependiendo de la demanda eléctrica de la vivienda. Si no se incluye este contador, es probable que en algún momento te salte el magnetotérmico del cuadro eléctrico por potencia máxima.

Con una gestión inteligente aseguramos una distribución óptima de la potencia, adaptándonos al número de vehículos a cargar de manera simultánea.

Recomendamos un mantenimiento regular para garantizar el rendimiento óptimo de los cargadores, ofreciendo un soporte continuo e intervenciones rápidas si es necesario.

Consideramos la domótica como la automatización de procesos eléctricos de una vivienda o edificio, como por ejemplo la gestión de la iluminación o las persianas eléctricas.

Es posible ir más allá con la incorporación del sistema solar fotovoltaico y derivar excedentes a aparatos eléctricos como bomba de piscina, aerotermia o cargador de vehículo eléctrico.

En Bancells somos partners de Loxone, empresa de domótica de código cerrado que permite automatizar casi la mayoría de aparatos eléctricos.

La automatización de los aparatos es el principio de la domótica, pero lo más e interesante es la configuración de condicionales en esta automatización; por ejemplo, con sondas meteorológicas es posible la regulación de la iluminación, climatización y persianas de una vivienda.

La configuración se gestiona a través de un ordenador conectándose vía IP a la central instalada en la vivienda, desde esta conexión se procede a la configuración y la inclusión de los condicionales. Una vez finalizada esta configuración, la gestión del usuario final es a través de su terminal móvil, ya sea tableta o teléfono.

Se recomienda que, para una correcta conexión a Internet, la señal sea a través de cable (WLAN), minimizando el uso de WiFi.

Las ventajas de la domótica incluyen una mayor comodidad y eficiencia energética. Por ejemplo, los usuarios pueden controlar la iluminación y la climatización de forma remota, programar acciones automáticas según sus rutinas y preferencias, y recibir alertas de seguridad en tiempo real.

Además, la domótica también puede contribuir a un uso más eficiente de los recursos energéticos, puesto que permite la supervisión y el control de la energía consumida por los dispositivos conectados.

La domótica permite la gestión eficiente del consumo de energía, ajustando automáticamente el uso de los dispositivos según las necesidades y preferencias, ahorrando energía y reduciendo costes.

La aerotermia es una bomba de calor de alto rendimiento que permite canjear la temperatura exterior para conseguir confort térmico en el interior del edificio; al mismo tiempo, también permite el calentamiento de agua sanitaria por el consumo de la vivienda.

El binomio entre instalación solar fotovoltaica y aerotermia es muy interesante dado que este sistema de climatización utiliza la electricidad como energía primaria y, por tanto, con posibilidades de utilizar los excedentes solares o bien programar su funcionamiento en horario diurno.

Los sistemas de calefacción actual son el suelo radiante y los radiadores de aluminio o hierro. Normalmente, cuando se instala aerotermia es posible el aprovechamiento de esta instalación interior. Sin embargo, recomendamos la visita de un técnico para poder confirmarlo.

Depende de cada situación, pero de forma genérica y con conocimientos la instalación no suele ser compleja; el tiempo promedio de una instalación es de unos 4 días. Sin embargo, hay que tener presente que una vez terminada es necesario adaptar la configuración al confort de la familia lo que significa una pedagogía del funcionamiento hasta alcanzarlo. Recomendamos realizar el cambio de este tipo de climatización antes del verano o del invierno.

La aerotermia es una bomba de calor y como tal puede ofrecer tanto agua caliente como fría para la climatización.

En términos de calefacción, si la instalación interior es correcta y carece de pérdidas, el rendimiento es muy elevado; sin embargo, con frío es necesario prestar mucha atención a las condensaciones del pavimento.

Un suelo refrescante no es lo mismo que un aire acondicionado sino que se trata de la circulación de agua fría por los circuitos del suelo radiante, por tanto, no es un sustituto de aire frío.

Las bombas de calor actuales son muy completas de forma que no sólo ofrecen trueque de temperatura para la formación de agua caliente, sino que también pueden ofrecer climatización a través de conductos y, por tanto, ofrecer a la vez calefacción y aire acondicionado por aire.

Hay que tener presente que la aerotermia siempre priorizará el agua caliente sanitaria, por tanto es necesaria una correcta configuración para minimizar la falta de calefacción o aire acondicionado durante su funcionamiento y la demanda de la familia.

Como todo sistema que calienta agua debe dar cumplimiento al RITE y, por tanto, será necesaria una legalización con una memoria técnica y un boletín de un técnico cualificado. En Bancells Ecotècnics disponemos del técnico cualificado para la redacción de esta documentación y legalización: solicita más información sin ningún compromiso.

La aerotermia está especialmente indicada por edificios que actualmente utilizan combustibles fósiles, ya que ofrece una alternativa más sostenible, reduciendo el uso de gas natural, propano, butano o gasóleo y contribuyendo a la disminución de emisiones contaminantes

La aerotermia puede integrarse eficazmente con placas solares, aprovechando los excedentes de energía solar o programando su funcionamiento en horario diurno, optimizando así el uso de energía renovable.

La aerotermia aprovecha el intercambio de temperatura con aire exterior, mientras que la geotermia utiliza la temperatura del subsuelo. La principal diferencia radica en la fuente de temperatura a la que acceden para generar energía renovable.